PUNTO DE VISTA - FERNANDO VI. EL REY - JOSE LUIS GOMEZ
Fernando VI y la España discreta. El rey
José Luis Gómez Urdáñez

No es casualidad que en Madrid la calle Bárbara de Braganza se una a la calle Fernando VI a la altura de la iglesia del convento de las Salesas Reales, en cuyo interior se encuentran los sepulcros y los monumentos funerarios del rey y la reina, únicos monarcas españoles cuyos restos descansan, unidos, en la capital. Quiero creer que tampoco obedece al azar el hecho de que, pocos metros antes, la calle Marqués de la Ensenada confluya con la de Bárbara de Braganza, siendo como fue el marqués uno de los principales apoyos de la reina. Faltarían, no obstante, algunos nombres en el callejero madrileño para completar el elenco de los personajes de este período “fernandino” de nuestra historia, tan bien representado al lado de la Plaza de la Villa de París.

La obra Fernando VI y la España discreta. El rey*, publicada en el año 2001 y actualizada en 2013 por su autor, el profesor José Luis Gómez Urdáñez, es un valioso estudio de la vida de Fernando VI, nacido en 1713, príncipe de Asturias en 1724 a la muerte de su hermano Luis, y rey de España desde 1746 hasta su muerte en 1759. Como es lógico, el estudio debía necesariamente dar cuenta de los protagonistas del reinado, sin perjuicio de que sea la personalidad del rey y sus decisiones (a veces, su falta de decisión) el telón de fondo y el objeto central del libro.

En la obra, en efecto, aparecen como actores destacados junto al Rey su madrastra Isabel de Farnesio (segunda esposa de Felipe V y madre del futuro Carlos III) confinada en San Ildefonso; Bárbara de Braganza, la princesa portuguesa y después reina de España que tanta influencia tuvo tras su matrimonio con Fernando VI; los ministros que llevaron el peso del gobierno sucesiva o simultáneamente (Ensenada, Carvajal, Wall); los embajadores de las cortes europeas, singularmente de Francia e Inglaterra, que trataban de inclinar a su favor la política de neutralidad o “indiferencia” auspiciada por el Rey; los confesores reales, en especial el padre Rávago, y, en fin, toda una cohorte de personajes más o menos secundarios que inevitablemente giraban alrededor de la figura del Rey.

METAHISTORIA - ISABEL DE FARNESIOEn un pasaje del libro se transcribe parte de una carta “de familia” (Borbón) enviada en 1754 por Luis XV de Francia a Fernando VI en la que el monarca francés previene al español de la avidez inglesa por los “tesoros de las Indias” pues Inglaterra “procura la monarquía universal sobre los mares“. Luis XV trata de disuadir a su “primo” de los tratos tanto con Londres como con la Corte de Viena que “no perdonará jamás a Francia haber establecido a Felipe V, vuestro augusto padre, sobre el trono de España“. Este era el escenario europeo, marcado por la rivalidad entre Francia e Inglaterra, con el trasfondo de nuestras posesiones coloniales, en el que España jugaba el papel de fiel de la balanza, también durante el reinado de Fernando VI.

Propugna José Luis Gómez al finalizar el espléndido capítulo sobre la historiografía del período fernandino (todos los trabajos históricos de calidad deberían contar con un capítulo semejante, que expusiera el status quaestionis a la fecha en que se publican) que el análisis de aquel período debería salir del pasto del tópico para enfrentarse a la realidad de un siglo europeo en el que España merece ser estudiada con otras varas de medir.

Esa misma idea de fondo aparece en el prólogo del libro, a cargo del también profesor y académico Carlos Martínez Shaw quien destaca cómo José Luis Gómez Urdáñez se opone “beligerantemente” a los tópicos usuales sobre la época de Fernando VI (supuestamente mediocre, de mera transición, antesala de la más brillante de Carlos III, y similares). En la introducción al libro su autor resume, frente a aquellos tópicos, los rasgos más valiosos del reinado del primer Borbón nacido en España para concluir que “sostuvo un renacer de la autoestima de España como hacía tiempo que no se conocía“.

Con su estudio nos quiere proporcionar, afirma, las “pistas para conocer un reinado injustamente olvidado” y pretende hacernos “reflexionar sobre viejos conceptos siempre sometidos a revisión en un país que se prepara para dar la bienvenida al cuarto siglo borbónico y que todavía no ha acabado de ver claro lo que ya fue objeto de debate en tiempos de Fernando VI“.

Marques_de_EnsenadaLa estructura del libro es paralela a la vida de Fernando VI, a partir de su niñez huérfana de madre, que transcurrió bajo la mirada de su “madrastra dominante” Isabel de Farnesio y “rodeado de infantes” (Felipe V tuvo once hijos de sus dos matrimonios) cuyas aspiraciones la parmesana decididamente apoyaba. El acceso al trono, la plenitud de la monarquía española, la neutralidad fernandina, la muerte de Bárbara de Braganza y del propio rey, esta última en circunstancias penosas tras un año de locura y auto reclusión en el palacio de Villaviciosa de Odón, son otros tantos hitos del libro, que culmina con el relato de aquel año (1759) en que, muerto el monarca y a la espera de que su hermanastro Carlos III (el primer Borbón-Farnesio) viniera desde Nápoles a Madrid para sucederle, España estuvo “con rey y sin rey”.

Afirma José Luis Gómez Urdáñez al final del capítulo en el que pasa revista a los trabajos publicados sobre su reinado que “Fernando VI y Bárbara de Braganza esperan una biografía a la altura de los logros historiográficos actuales“. Quizás sea así–también echa en falta una buena biografía del ministro Don José de Carvajal y Lancaster, a la vez que da noticias de la reciente lectura (2012) de una tesis sobre su sucesor Ricardo Wall- pero pocas dudas tenemos de que, mientras tanto, este libro (y su complementario Fernando VI y la España discreta. El Reino) resulta hoy por hoy la obra de referencia para quienes tengan interés en conocer aquel período de nuestra historia.

José Luis Gómez Urdáñez (Murillo de Río Leza, 1953) es catedrático de Historia Moderna de la Universidad de La Rioja desde 1995, estudió en la Universidad de Zaragoza, en la que se doctoró en 1982. Fue becario de investigación y profesor colaborador en la Universidad de Zaragoza, profesor titular en el Colegio Universitario de La Rioja, profesor invitado en la Universidad de Montpellier y profesor visitante en la Universidad de Lublin (Polonia). Sobre el XVIII, el siglo que mejor conoce, ha publicado El proyecto reformista de Ensenada (1996), Fernando VI (2001), Ministros de Fernando VI (2002) y Santander, ciudad privilegiada (2005). También, la parte correspondiente a la Edad Moderna, en colaboración con Pedro Luis Lorenzo Cadarso, de Historia de Castilla, de Atapuerca a Fuensaldaña. Es también autor de una veintena de artículos científicos en diferentes revistas.

*Publicado por Punto de Vista Editores, octubre 2013.